LA CPI DA LA RAZÓN A LAS RADIOS Y FIJARÁ A PARTIR DE AHORA LAS TARIFAS QUE PAGAN LAS EMISORAS POR EMITIR MÚSICA EN LUGAR DE LAS DISCOGRÁFICAS Y LA AIE

Ayer se publicó en la página web del Ministerio de Cultura y Deporte (http://www.culturaydeporte.gob.es/cultura/areas/propiedadintelectual/mc/s1cpi/resoluciones.html), la Resolución de la Sección Primera de la Comisión de la Propiedad Intelectual (“CPI”) que establece las tarifas que las entidades de gestión de productores de discos y artistas musicales, AGEDI y AIE, respectivamente, pueden cobrar a la radio por el uso de fonogramas o “discos” comerciales. En los próximos días la Resolución también se publicará en el Boletín Oficial del Estado.

La Resolución, que lleva fecha de 20 de septiembre pasado, ya había sido comunicada a la Asociación Española de Radiodifusión Comercial (“AERC”) y demás partes personadas en el procedimiento, pero hasta la fecha no había podido ser oficialmente publicada dada la estrategia seguida por AGEDI y AIE para dilatarlo o impedirlo.

Enterados de la que la Resolución había sido adoptada, las entidades recusaron al Presidente de la CPI, solicitaron desistir del procedimiento que ellas mismas habían impulsado en un intento de revertirlo y presentaron un recurso de reposición contra la Resolución. Todas estas pretensiones han sido expresamente rechazadas por la CPI.

Pese a todo, el Presidente de la CPI, D. Julio Costas, ha dimitido, según sus propias declaraciones, por las presiones que sufrió por parte de AGEDI y AIE, empresas monopolistas que están poco acostumbradas a que el precio de su producto se fije por un órgano independiente en base a criterios legales previamente consagrados por la jurisprudencia.

La Resolución pone fin al procedimiento administrativo decidiendo que la cantidad a pagar por las emisoras consistirá en un porcentaje aplicado sobre una base compuesta básicamente por los ingresos de publicidad, todo ello ajustado en función de la intensidad y de la relevancia del uso que haga cada emisora. De este modo, se elimina el efecto perverso de las tarifas de AGEDI y AIE conforme a las cuales la radio que menos música utilizaba era la que más pagaba (las radios generalistas, las radios “habladas”, son las que mas ingresos publicitarios generan, pero las que menos música programan).

Es la primera vez que el precio por el uso de los derechos de las entidades de gestión lo decide un tercero independiente y no las propias entidades, rompiendo así una práctica que había llevado a una injustificada inflación de los precios.

Desde la AERC manifestamos nuestra satisfacción por el hecho de que finalmente se haya publicado la Resolución y que todas las emisoras de radio puedan aplicarla, sin perjuicio de que contenga algunos aspectos mejorables, tarea a la que desde este momento se compromete la Asociación.

Todo ello va a repercutir favorablemente en los más de 25 millones de oyentes de la Radio Española, debido a que se podrá  mantener y mejorar la calidad de los programas existentes en cada emisora.

Madrid, 23 de Noviembre de 2018